Prueba de densitometría ósea

En una prueba de densitometría ósea se utiliza rayos X para medir la cantidad de minerales, particularmente la cantidad de calcio en los huesos.

Esta prueba es una de las pruebas particularmente relevantes para aquellas personas que presentan riesgo de osteoporosis, particularmente las mujeres y los adultos mayores.

Recordemos que la osteoporosis hace que el tejido óseo se vuelva delgado y frágil con el tiempo lo que facilita que se provoquen fracturas incapacitantes.

La prueba de densitometría ósea se solicita si se sospecha que tus huesos se están debilitando, si presentas síntomas de osteoporosis o si has alcanzado la edad en que es necesario realizar un examen preventivo.

Resultado de imagen para densitometría osea

Las siguientes personas son especialmente candidatas a realizarse esta prueba preventiva:

  • Todas las mujeres mayores de 65 años
  • Mujeres menores de 65 años que tienen un alto riesgo de fracturas

En general, las mujeres tienen un mayor riesgo de osteoporosis si fuman o consumen tres o más bebidas alcohólicas por día. También corren un mayor riesgo si tienen:

  • Enfermedad renal crónica
  • Menopausia precoz
  • Un trastorno alimenticio que resulta en bajo peso corporal
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Una “fractura por fragilidad” (cuando un hueso se ha roto a causa de actividades regulares)
  • Artritis reumatoide
  • Pérdida de altura significativa (un signo de fracturas por compresión en la columna vertebral)
  • Un estilo de vida sedentario que incluye actividades con poco peso

La prueba requiere poca preparación. Para la mayoría de los escaneos óseos, ni siquiera se necesita cambiarse la ropa.

Sin embargo, se debe evitar usar ropa con botones, broches o cremalleras porque el metal puede interferir con las imágenes de rayos X.

Esta prueba es indolora y no requiere medicación. Simplemente te acuestas en un banco o mesa mientras se realiza la prueba la cual se realiza en un laboratorio con el equipo adecuado.

Existen dos tipos de escaneos de densidad ósea:

a) Central

Esta exploración implica acostarse en una mesa mientras una máquina de rayos X escanea la cadera, la columna vertebral y otros huesos del torso.

Resultado de imagen para huesos del cuerpo

b) Periférico

Este examen examina los huesos de los antebrazo, muñeca, dedos o talón. Este escaneo se usa normalmente como una herramienta de detección para saber si necesitas un escaneo de densidad ósea central. La prueba toma solo unos minutos.

Debido a que en esta prueba se utilizan rayos X, existe un pequeño riesgo asociado con la exposición a la radiación.

Sin embargo, los niveles de radiación de la prueba son muy bajos. Los expertos coinciden en que el riesgo que representa esta exposición a la radiación es mucho menor que el riesgo de no detectar la osteoporosis antes de sufrir una fractura ósea.

Por lo tanto es importante informar al médico si estás embarazada o crees que podrías estarlo.

El médico revisará los resultados de la prueba los cuales son conocidos como puntaje T, se basan en la densidad mineral ósea de una persona sana de 30 años en comparación con tu propio valor.

Una puntuación de 0 se considera ideal.

Veamos las siguientes pautas para los puntajes de densidad ósea:

  • Normal: entre 1 y -1
  • Baja masa ósea: -1 a -2.5
  • Osteoporosis: -2.5 o inferior
  • Osteoporosis severa: -2.5 o inferior con fracturas óseas

Dependiendo de tus resultados y la razón de la prueba, es posible que tu médico quiera hacer una prueba de seguimiento.

Trabajarán contigo para elaborar un plan de tratamiento para abordar cualquier problema.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *