Browsing:

Month: September 2019

Regulación normal de fluidos y lo que sucede cuando esto no funciona adecuadamente

La gran mayoría de nosotros hemos escuchado de qué trata la diabetes y tus riesgos afines al contraerla.

Solo basta en colocar una búsqueda, por ejemplo al colocar la frase “pie diabético tratamiento” y las imágenes e información asociada puede ser devastadoras.

Sin embargo, existe otro tipo de diabetes que ocurre cuando el cuerpo no puede regular el manejo de los líquidos.

A este tipo de diabetes se le conoce como diabetes insípida.

Image result for pie diabético

Para comprender la diabetes insípida, es útil comprender cómo tu cuerpo normalmente usa y regula los líquidos.

Los líquidos representan hasta el 60 por ciento de tu masa corporal total. Mantener la cantidad adecuada de líquido en tu cuerpo es clave para tu salud general.

El consumo de agua y alimentos durante todo el día ayuda a proporcionar líquido a tu cuerpo.

Orinar, respirar y sudar ayudan a eliminar el líquido de tu cuerpo.

Tu cuerpo usa un sistema de órganos y señales hormonales para regular los fluidos corporales.

Los riñones juegan un papel importante en esta regulación de líquidos al eliminar el exceso de líquido del torrente sanguíneo.

Image result for funcion de los riñones

La vejiga almacena estos desechos líquidos hasta que los orinas. Tu cuerpo regula los niveles de líquido al producir menos orina cuando necesita reemplazar el líquido perdido por la sudoración o al producir más orina cuando hay demasiado líquido en tu cuerpo.

Tu cerebro regula este proceso de varias maneras.

El hipotálamo, una parte del cerebro, regula la sensación de sed y la necesidad de beber agua.

El cerebro también produce una hormona antidiurética, también llamada vasopresina que se almacena en la glándula pituitaria después de la producción.

Image result for prevención de la diabetes

Cuando tu cuerpo necesita retener agua, la glándula pituitaria liberará la vasopresina al torrente sanguíneo.

Cuando necesita deshacerse del agua, la hormona se libera en cantidades más pequeñas o no se libera en absoluto y orinarás con más frecuencia.

Cuando alguna parte de este sistema de regulación se descompone, puede provocar diabetes insípida.

Los cuatro tipos de diabetes insípida

  1. a) Diabetes insípida central

Esta es la forma más común de la diabetes insípida y es causada por daño a la glándula pituitaria o al hipotálamo. Este daño significa que la hormona antidiurética no se puede producir, almacenar o liberar normalmente. Sin la hormona antidiurética, se liberan grandes cantidades de líquido en la orina.

Este tipo de diabetes insípida a menudo es el resultado de:

  • Trauma de la cabeza
  • Enfermedades que causan inflamación cerebral
  • Cirugía
  • Tumores
  • Pérdida del suministro de sangre a la glándula pituitaria
  • Condiciones genéticas raras
  • Diabetes insípida nefrogénica
  • Ciertos defectos genéticos pueden dañar los riñones, haciéndolos incapaces de responder a la hormona antidiurética.

  1. b) La diabetes insípida nefrogénica también puede ser causada por:
  • Medicamentos como litio o tetraciclina
  • Altos niveles de calcio en el cuerpo
  • Bajos niveles de potasio en el cuerpo
  • Enfermedad renal crónica
  • Bloqueo del tracto urinario
  1. c) Diabetes insípida dipsogénica

Esta forma de la enfermedad es causada por la disfunción del mecanismo de la sed en el hipotálamo.

Eso puede hacer que sientas demasiada sed y beber demasiado líquido. Las mismas cosas que conducen a la diabetes insípida central pueden conducir a diabetes insípida dipsogénica y también se ha asociado con ciertas enfermedades mentales y otros medicamentos.

  1. d) Diabetes insípida gestacional

Este tipo de diabetes insípida ocurre solo durante el embarazo cuando una enzima producida por la placenta destruye la hormona antidiurética de la madre.

También puede ser causada por un mayor nivel de una sustancia química similar a las hormonas que hace que los riñones sean menos sensibles a la hormona antidiurética.

Image result for hormona antidiurética

La placenta juega un papel importante en el intercambio de nutrientes y productos de desecho entre el feto y la madre. La condición debe resolverse después del embarazo.